Tapetes ergonómicos

Tapetes ergonomicos

Los tapetes ergonómicos disminuyen la fatiga al trabajar de pie.

La ergonomía es una materia científico-técnica del estudio integral del hombre en cuanto su actuación en relación con las máquinas en un específico ámbito laboral. Su finalidad es la de mejorar los elementos trabajador-maquina-ambiente, para lo cual realiza estudios de la persona, la organización del trabajo y la técnica.

Esta materia busca producir ámbitos de trabajo en los que se consideren las condiciones mentales y físicas del trabajador, consiguiendo así el mayor desempeño y la prevención de accidentes, logrando disminuir los costos producidos por las mismas.

La finalidad de la ergonomía es mejorar la calidad de vida de las personas, tanto en el ambiente de trabajo como en los lugares domésticos. Esto concluye con la disminución de los probables peligros y con el mayor bienestar de las personas.

Existen varios materiales ergonómicos para mejorar las condiciones en el trabajo, uno de ellos son los tapetes ergonómicos.

Al estar de pie por tiempo prolongado en pisos muy duros provoca una disminución en el flujo sanguíneo de las extremidades inferiores, lo que aumenta la fatiga en los pies y las piernas. Esto por consecuencia  provoca dolor en espalda y cuello. También provoca que se acumule la sangre en partes específicas inflamando las venas y causando varices. La continua presión es causante de dolores que producen las malas posturas, ocasionando fatiga y molestias que quitan energía, disminuyen mucho la productividad y la concentración, aumentando así los incidentes. Los tapetes ergonómicos anti fatiga impiden todos estos efectos.

Los tapetes ergonómicos se diferencian de los otros tapetes anti fatiga porque tienen la característica de crear una superficie muy cómoda, acolchonada e irregular con zonas duras y zonas suaves. Esta característica da un masaje a las plantas de los pies, estimulando y mejorando la circulación sanguínea. El empleo de los demás músculos de pies y piernas, disminuye el estrés y la fatiga. Los tapetes ergonómicos favorecen el estado de alerta, el sentido de la comodidad y ayudan mucho a las personas que trabajan de pie para que su trabajo sea más productivo.

La ergonomía no solo se restringe a reconocer los factores de riesgo y los inconvenientes, también plantea soluciones positivas. El individuo no se trata como un objeto a defender, sino como una persona en la búsqueda de un medio aceptable. La ergonomía no solo se aplica en el proceso de trabajo dentro de una empresa, también en cualquier lugar o actividad en el hogar con el fin de tener un mejor desempeño e impedir posibles percances que provocarían daños o lesiones que pueden afectar a la persona a corto o largo plazo, según la actividad y las condiciones en las que sea realizada.

La superficie de los tapetes ergonómicos es anti derrapante,  disminuyen el riesgo de resbalar y caer,  son muy  fáciles de limpiar, están fabricados en hule comúnmente de color negro en rollo de alto desempeño, perfecto para las áreas de mayor tráfico, es un producto garantizado por años.

facebooktwittergoogle_plus